Dislexia

Con el término dislexia se vienen describiendo todo tipo de dificultades con el aprendizaje de la lectura y la escritura, lo cual ha provocado mucha confusión entre padres, maestros y otros profesionales. En realidad el término debería emplearse SOLAMENTE cuando se han puesto de manifiesto algún tipo de funcionamiento cerebral anómalo, que se encuentra relacionado con el intercambio de información entre el hemisferio derecho y el izquierdo.

 

Sin embargo, se ha popularizado este término para describir situaciones en las que los escolares no tienen un aprendizaje consolidado de la grafía, la ortografía, la sintaxis o bien la lectura. Dado que la lectura y la escritura son conductas aprendidas, es perfectamente normal esperar que los niños pasen por fases de errores en la ejecución de estas conductas. Pese a estos errores (separar o juntar palabras, confundir sonidos de letras parecidas…) los escolares NO TIENEN DISLEXIA, ni SON DISLÉXICOS. Simplemente están aprendiendo…

 

Si tiene interés en leer sobre la dislexia propiamente dicha le sugerimos consulte el artículo del Dr. J. Artigas, pero considere que es un artículo escrito para profesionales.

 

Los profesionales de la enseñanza y la psicopedagogía pueden leer el manual del test TALE-2000 (Escalas Magallanes de Lectura y Escritura) para conocer mejor la naturaleza de los aprendizajes de la lectura y la escritura.

 

Más información en  Manual TALE-2000  y  Artículo del Dr. J. Artigas