Habilidades Sociales

Los conflictos entre los niños constituyen ensayos que permiten el aprendizaje de habilidades sociales para la vida adulta. En ellos, los educadores intervienen reforzando unas formas de solución, castigando otras y facilitando indicaciones sobre cómo actuar en diferentes situaciones. Así, los niños van aprendiendo estilos de comportamiento agresivo, pasivo, dependiente o independiente, en función de sus experiencias y de la influencia de padres y profesores. Este proceso, aparentemente eficaz, no lleva siempre al resultado deseado: que los niños aprendan un repertorio de habilidades que les permitan defender sus derechos, a la vez que respetan los de los demás.

 

La observación de sus interacciones sociales nos permite constatar cómo la mayoría de los niños se comportan de una manera similar en distintos tipos de conflictos: pegar, gritar, llorar, quejarse al adulto,… siendo muy pocos de ellos capaces de modificar su comportamiento en situaciones diversas.

 

Una alternativa propuesta para lograr que los niños adquieran estas habilidades es la enseñanza sistemática de las mismas en la primera infancia. El ESCePIes es un programa diseñado con el objetivo de facilitar a los profesores o educadores un material que les permita desarrollar esta enseñanza, trasmitiendo así, los valores de respeto y convivencia democrática propuestos en la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo. Se trata de un programa flexible cuya estructura y contenidos concretos, deben adaptarse a las peculiaridades de los niños con los que se trabaja.

 

 

La valoración de la eficacia del programa se puede llevar a cabo utilizando distintos instrumentos. Por ejemplo: para valorar el aumento de habilidades cognitivas usamos el EVHACOSPI; para comprobar la reducción de conductas agresivas o de retraimiento social, se puede utilizar la Escala de Conductas Sociales (ECS-1).

 

 

 

 

Más información aquí  manual ESCePI